Proyecto Sur propone profundos cambios en la Policía Federal



La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Victoria Donda, presentará una iniciativa de ley una “Policía Democrática Nacional de la República Argentina”. Conozca los cambios que proponen desde la centroizquierda.
La inseguridad y el funcionamiento de las instituciones encargadas de la luchar contra el delito organizado está en la mira de todos cada vez que un hecho delictivo es replicado por los medios de comunicación.

Desde la centroizquierda no le esquivan al flagelo e impulsan una ambiciosa reforma estructural dentro de la Policía Federal Argentina.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y Garantías de la Cámara de Diputados, Victoria Donda, manifestó que “si bien es importante aumentar la distribución del personal de la Policial Federal para garantizar más presencia en las calles y el recambio de autoridades al mando de las comisarías de la Ciudad, como impulsa el Gobierno, hechos como el involucramiento de policías en delitos complejos del tipo la liberación de zonas para el delito, la extensión de las redes de trata, entre otras, demuestran que eso no alcanza y que es imperioso modificar simultáneamente la organización y prácticas de funcionamiento de dicha fuerza, sino aquello termina siendo una mera lavada de cara”.

Al respecto, la diputada de Proyecto Sur agregó: “A diferencia de la Policía de la provincia de Buenos Aires, que hace años que es objeto de reformas y contrarreformas; la Policía Federal, no tenido ningún cambio desde la restauración democrática y su poder se mantiene inalterado; la corrupción policial, de esta fuerza, está tramada en sus reglamentaciones y prácticas cotidianas. En este sentido, las conductas policiales delictivas son el resultado de políticas concretas, antes que de voluntades personales ‘desviadas’ ”.

Donda también anunció que presentará un proyecto de ley que prevé la creación de una nueva Policía Democrática Nacional, para el cual se tuvo en cuenta las experiencias legislativas de la policía de México, Perú y Ecuador; como así también de la Policía Aeroportuaria diseñada por el Dr. Saín y de la Policía bonaerense 2, impulsada por el ex Ministro de seguridad bonaerense Arslanian. Por otro lado, se tuvo en consideración el esquema de funcionamiento del FBI de los EEUU como órgano de producción de inteligencia criminal para todo el país y de coordinación con las policías provinciales y/o municipales en la resolución de delitos federal y defensa nacional (no militar), y los aportes de la guía modelo de Naciones Unidas para la instauración de un sistema de seguridad pública y democrática, ajironados a la realidad de nuestro país federal y republicano.

“Esta nueva policía es una institución policial nacional, federal, civil, armada, jerárquica y de carácter profesional, con jurisdicción en todo el territorio nacional, que depende (centralizadamente) política, institucional y estratégicamente del Ministerio que tenga a cargo la Seguridad Pública y Ciudadana de la Nación”, explicó la diputada bonaerense.

La Policía Democrática, según el proyecto al cual tuvo acceso Parlamentario.com se conformará en las instancias orgánico-funcionales de la policía preventiva y la policía judicial; de cada Unidad Regional que estarán distribuidas en todo el territorio nacional (descentralizadamente); y se constituirá un mando intermedio centralizado en el ámbito del Consejo de Seguridad Interior, que será un laboratorio de gestión policial.

Además, esta iniciativa especifica determinados principios de actuación policial, regula el deber de obediencia, acota la aportación de armas exclusivamente al desempeño de las funciones policiales y solamente durante el horario de servicio, sujeta las conductas policiales a las recomendaciones del Código de Ética Profesional, establece derechos y obligaciones de la nueva policía, destacándose el derecho a la dotación del armamento, vestuario y equipo; la cobertura médica integral y el derecho a participar activamente en su sindicato.

Por otra parte, obliga al personal policial a presentar anualmente su Declaración Jurada de Bienes y Rentas, establece para el control policial tres instancias la Auditoria de Asuntos Internos y el Tribunal de Disciplina Policial y la Defensoría del Policía dirigidas por un funcionario civil sin estado policial, valoriza la formación y capacitación permanente del personal policial, establece minuciosamente tanto cuáles serán los requisitos para ser miembro de esta Policía, como los términos de inadmisibilidad para el ingreso a dicha fuerza.

Además, el personal policial no podrá desarrollar las funciones propias de la gestión administrativa, que serán desarrolladas por personal civil y se organizará en un escalafón único de oficiales que contendrá distintos grados jerárquicos de acuerdo a las necesidades de las instancias orgánico-funcionales.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.